El cultivo del olivo es una práctica muy común en países como Francia y España. Al mismo tiempo su producción es cada vez más conocida con el objetivo de extraer el exquisito aceite de oliva, muy utilizado en el arte culinario de países mediterráneos.

Seguro que estarás pensando ¿Cómo de complicado será cultivar olivos?

La respuesta te la daremos en el transcurso de este artículo.

Muchos agricultores apuestan por este tipo de cultivo por vida tan larga  y al mismo tiempo por su facilidad de mantenimiento.

Para comenzar, podemos decirte que esta planta puede ser cultivada en prácticamente cualquier suelo. Por esta razón, se utilizan suelos con una base limpia y espaciosa.

En relación con el clima, puede variar entre zonas frías y cálidas. Solo debemos respetar el limite de 10º C. Con temperaturas menores a esta podrían dificultar la plantación de los olivos.

Es una planta que ama la luz, por lo que el contacto directo con el sol será perfecto para su crecimiento.

Además, los olivos son muy resistentes a la sequía, así que un sistema de riego por goteo será más que suficiente para mejorar las condiciones de crecimiento de tu olivar.

Si quieres conocer más acerca de la siembra, cosecha y cultivo del olivo, continúa leyendo y conviértete en un experto ¿Comenzamos?

siembra del olivo

Siembra de los olivos. Cómo plantarlos de forma correcta

La siembra de los olivos tiene un trabajo inicial muy parecido al de otras plantas. Ya mencionamos en gran parte las condiciones que se deben cumplir para poder comenzar a sembrar.

En un principio, comenzaremos con la preparación de la tierra, que debe tener un abonado con nitrógeno (es lo recomendable).

En cuanto a otros minerales como el potasio y el fosforo, su absorción es tardía pero necesaria de igual forma.

Cómo obtener la semilla

Para obtener la semilla del olivo es necesario que sea recolectada directamente de la aceituna del árbol. Esto tiene una explicación, ya que al obtener la semilla directamente desde el árbol esta continua viva y así podremos utilizarla para sembrar.

Se que te estarás preguntando ¿Puedo utilizar las aceitunas del mercado? La respuesta es no. Estas aceitunas han sido tratadas y envasadas, provocando que pierdan todas sus propiedades de germinación.

Si no puedes obtener las aceitunas vivas directamente de los árboles, hay muchos huertos que te facilitan la opción de venderte sus aceitunas vivas para sembrar.

¡Llega el momento de conocer todos los pasos para tener un buen árbol de aceitunas!

La siembra paso a paso

Colocar la semilla en una maceta:

En un principio podemos utilizar semilleros o macetas para sembrar hasta que estén listas para su trasplante. Coloca la semilla en la superficie de la tierra, no debe estar enterrada por completo (cubre ¾ partes de la semilla).

Te recomendamos colocar la maceta en un lugar con suficiente luz solar, una ventana con buena entrada de luz seria excelente.

Conserva la humedad de la semilla:

El olivo es una planta de suelo seco, por lo que para mantener la humedad sin tener que regar constantemente podemos colocar la maceta en una bolsa.

Sabemos que suena extraño, pero una bolsa de plástico ayudará a conservar la humedad dentro del macetero, suficiente para que empiece a germinar.

Riega con suficiente agua:

Como mencionamos, es necesario mantener húmeda la tierra sin exceder los límites. Para ello basta con medir unos 5 centímetros de la tierra con una estaca seca hundiéndola con cuidado.

Esperar la germinación:

Ahora solo quedará mantener los cuidados básicos por al menos un mes. Será momento entonces de cultivar la planta hasta que llegue el momento del trasplante.

Su ciclo vegetativo

Conocer el ciclo vegetativo del olivo nos ayudará a tener una visión general de sus tiempos para la siembra, cosecha y trasplante. Todo dirigido por su especial sistema reproductivo, el cuál es hermafrodita, es decir que se reproduce por sí solo.

Veamos cuáles son los ciclos vegetativos de este árbol de olivo:

Brotes o inflorescencias: En esta etapa nos encontramos el ciclo relacionado con los brotes, esto depende en gran parte del clima. Existen dos tipos de brotes para esta planta, una por vegetación (de hojas y ramas) y la de flores.

Floración: Este sería el periodo de las flores para ser fecundadas, preparadas para crear nuevos frutos. Por otro lado, las flores macho se encargarán de expandir su polen para fecundar las hembras, inclusive si estas se encuentran lejos.

Cuajado: Comenzará la fase de endurecimiento del hueso del fruto, después de que las flores comiencen a desprender los pétalos una vez que hallan quedado fecundadas.

Envero: En esta etapa vemos el cambio en el fruto, el cuál pasará desde el color amarillo inicial hasta el negro. Este color negro será el indicativo que es hora de la cosecha.

Maduración: Es el siguiente estadío dónde se ejecutará la recolecta. Muchos agricultores creen que cuanto mayor sea el tiempo de maduración, más aceite se concentra.

Reposo: Aquí será el momento de labrar la tierra y acondicionar nuestros árboles para las próximas estaciones. Los olivos se darán un descanso para comenzar de nuevo con su ciclo.

Cosecha del olivo

Después del momento de la cosecha, es necesario que sepas las técnicas que debes implementar. La más común es retirando los frutos ya madurados a mano, aunque puede llevar un tiempo, es muy efectivo.

Se logra agitando las ramas y recolectando los frutos caídos al suelo.

Los árboles de olivo suelen tener una producción de hasta 70 kilogramos por árbol. Claro que siempre dependerá de la edad del árbol, cuántos más años, mayor será la producción.

Al acabar de recolectar, los frutos serán enviados a los molinos que se encargará de extraer el aceite.

Por cada 5 kilos de aceitunas se puede producir 1 litro de aceite de oliva. Con esta proporción podemos decir que existe un rendimiento de al menos un 20% en el cultivo del olivo.

sistema intensivo del olivo

Olivar intensivo. ¿Interesa?

El sistema conocido como olivar intensivo consta de una producción de más de 500 arboles por hectárea, que se logra siguiendo una distribución de 6 x 6 con un pasillo de 6 metros de ancho.

A diferencia del sistema superintensivo, este logra alargar la vida de los olivos hasta 40 años. Conocido también el sistema de secano,

Además, se utilizan maquinarias para el derribo con tecnología especializada para agilizar el proceso. Para esto debemos cumplir con los tamaños de los arboles como mencionamos al principio.

Conclusión

Como ves, tener una plantación de olivos no es nada fácil. De todas formas, te animamos a que empieces tu propia producción o que plantes un árbol en en la finca de tu propia casa.

Ahora conoces mucho más sobre el cultivo del olivo, puedes realizar la siembra de tus arboles y mantenerlos sanos hasta disfrutar de sus frutos. Por otro lado, te animamos a que nos dejes un comentario si alguna vez has plantado un olivo o tienes dudas en como hacerlo, estaremos encantados de responderte.