Si has llegado a este artículo seguro que te preguntas como cultivar brócoli tu mismo, en tu propio huerto, en la casa del pueblo o en una maceta dentro de casa.

El brócoli es sin duda alguna uno de los vegetales más consumidos en todo el mundo, ya que su efecto antioxidante es recomendado por miles de nutricionistas y médicos.

Por este motivo que nos adentramos en el mundo de este vegetal, cuáles son los procedimientos para sembrar, cultivar y posteriormente cosecharlo.

Por otro lado,  te brindamos los consejos para que puedas cultivar brócolis directamente en casa, con un huerto urbano y conociendo todos lo cuidados que debe tener.

Esta planta proviene de la familia de las  brasicáceas, donde también se encuentran el repollo, la col de bruselas o el colinabo.

Iremos recorriendo todos los pasos uno a uno para descubrir todo lo que necesitamos para conseguir que crecimiento del brócoli sea sano y saludable.

Cultivar brócoli en casa

Para cultivar el brócoli en casa es necesario primero conocer las condiciones para la germinación de las semillas más sanas.

Es decir, que utilizaremos semilleros para sembrar el brócoli y posteriormente continuar con la plantación.

La familia de las brasicáceas necesita tener contacto directo con el sol, nutrientes esenciales en el compost y un suelo con pH neutro.

Las semillas del brócoli son redondas de color rojizo y grisáceo, de un tamaño aproximado de 1mm de diámetro.

Para sembrar en nuestro huerto casero debemos tener los semilleros y a continuación colocar las semillas a un centímetro de profundidad.

Después, regamos y mantenemos húmeda la tierra hasta que comience a germinar.

Es importante que los semilleros tengan un drenaje adecuado y así evitar que las raíces se ahoguen.

El compost debe estar en la tierra donde están las semillas para nutrir las primeras raíces de nuestra planta.

El momento exacto para proceder a replantar el brócoli será cuando veamos el segundo par de hojas verdaderas.

Entonces, es momento de replantar y esta vez a 40 cm de distancia una planta de otra.

Debido a su tamaño y para reforzar el tallo, se debe colocar más tierra en la base de la planta para evitar que esta se caiga.

En algunos casos las raíces suelen estar enrredades, por lo que aflojaremos con cuidado y recortaremos si es necesario (esto dará más fuerza a la planta).

La profundidad del agujero donde replantemos debe cubrir las primeras hojas verdaderas, una vez plantadas riegue y mantenga en cuidado.

Protegerlo frente a las plagas y enfermedades

Al igual que el ser humano, los insectos y plagas reconocen que la planta del brócoli contiene muchos nutrientes necesarios.

Por todo esto, será el blanco perfecto para saltamontes, grillos, larvas y pulgones.

Debemos tener un cuidado constante con las hojas de nuestra planta. Para ello basta con lavarlas con agua y con jabón biodegradable una vez a la semana(Muy poca cantidad).

Otra excelente manera para proteger tus tallos de los insectos es colocando ceniza alrededor de la base.

Estas cenizas podemos obtenerla de la quema de leña o madera virgen, es decir sin barnices ni pintura.

Con esta última opción garantizamos que las plagas no enfermen nuestra planta y al mismo tiempo utilizamos los nutrientes de las cenizas para hacer crecer más saludable nuestra planta de brócoli.

la recoleccion del brocoli

¿Cómo es la recolección?

Una vez que veamos los arboles de brócoli florecidos, será hora la recolección.

Para ello comenzaremos por coger un cuchillo y cortar los tallos con cuidado en forma angular.

Estos cortes permiten que la planta mantenga su hidratación y así volver a procrear nuevos retoños.

Después de cortados, lo colocamos en un lugar refrigerado hasta su consumo. Es importante saber que solo estará en buenas condiciones durante unas semnas.

Después de la cosecha de brócoli, procedemos a regar la planta nuevamente y mantener el suelo abonado.

Otros consejos útiles para cosechar brócoli en tu huerto casero

El crecimiento de las plantas dependerá de la estación y del clima, por lo que es recomendable probar varias fechas de siembra para ver la evolución de este.

También es de suma importancia mantener limpio el espacio donde crecen las plántas, ya que la maleza atrae las plagas y también puede que enfermen.

El suelo debe estar fertilizado y húmedo, sabemos que hemos mencionado esto varias veces en el texto.

Sin embargo, es muy importante, ya que una vez que la planta no florezca debe cuidarse el suelo sin ahogarlo.

Mantén el suelo húmedo. No lo riegues demasiado o tu próximo cultivo de brócoli puede no sea tan bueno.

Sigue al pie de la letra estas recomendaciones y tendrás dentro de tu nevera una de las mejores plantas en nutrientes y beneficios.

Además, puedes enseñar a los pequeños de la casa a cultivar brócoli y así compartir de una actividad divertida y al mismo tiempo saludable.