Cuidados de la albahaca en maceta. Verano e invierno

Tener nociones sobre los cuidados de la albahaca en maceta te permitirá garantizar su crecimiento desde el primer día.

Esta planta es una de las más utilizadas en el mundo de la gastronomía a nivel mundial.

Además de ser una gran especia para cientos de platos, la albahaca también puede servir como elemento decorativo.

En este post te enseñamos como cuidar la albahaca en maceta y como mantener su cultivo cada año.

¡Continúa leyendo para descubrir todo lo relacionado con el cultivo de la albahaca paso a paso! ¿Empezamos?

¿Qué es la albahaca?

La albahaca es una planta herbácea conocida como Ocimum Basilicum.

Tiene un bajo crecimiento, llegando a un máximo de 1,30 metros.

Su olor es característico y sus hojas son pequeñas de forma ovalada, aunque existen cientos de especies de esta familia y sus características pueden variar.

Puedes conseguir desde colores verde oscuro hasta la albahaca morada, y cada tipo especie diferente necesita un cuidado específico.

Además, la planta de albahaca cumple un gran protagonismo en la gastronomía, su olor característico ha sido cómplice de cientos de platillos de grandes cheff y cocineros internacionales.

Pero en su cuidado no pueden faltar ciertas recomendaciones que vamos a compartir contigo ¡Veamos!

Cuidados de la planta de albahaca

Los cuidados de la albahaca en casa no son una ciencia compleja.

De hecho, es una de las plantas mas plantadas en todo el mundo.

Es una planta originaria de climas tropicales, así que seguro que ya te imaginas cuáles son algunas de las condiciones de siembra y riego necesarias.

En esta sección veremos como se debe cuidar una planta de albahaca en interior hasta la poda de la misma.

cuidados de la albahaca en maceta

Temperatura

Debemos comenzar por una de las condiciones más importantes a la hora de sembrar cualquier planta, “la condición climática”.

Como mencionamos, la albahaca es originaria de África central y sudeste de Asia, por lo que su adaptación debe ser cálida y no someterse a fríos intensos.

Lo más recomendable es preparar una zona con un espacio semi-sombreado, con la intención de aprovechar los rayos solares sin quemar sus hojas.

La temperatura mínima recomendada es entre 15ºC a 25ºC.

Luz solar

La luz solar que debe recibir la planta de albahaca puede ser directa o sombreada.

Una de las grandes ventajas de esta especie es que puede tener versatilidad en cuando a su zona de crecimiento.

Sin embargo, como mencionamos es recomendable regular las horas de sol, ya que su riego debería ser más frecuente para evitar que marchite.

Suelo

En este punto es donde nuestra planta de albahaca se pone exigente.

Para un correcto crecimiento necesita de un suelo aireado, con un excelente drenaje y bien abonado.

También es necesario tener en cuenta que este debe ser profundo y acondicionado con minerales esenciales para el trasplante de la albahaca.

Cuidados de la albahaca en el invierno

Al ser una planta de ambiente cálido necesita alejarse lo máximo posible de las fuertes corrientes de aire helado.

Por ello, la llegada del invierno para la albahaca puede significar su muerte si no estas prevenido.

La albahaca tiene solo un año como tiempo de vida.

Al llegar el invierno morirá, dejando como herencia sus semillas escondidas detrás de sus flores para la llegada de la primavera.

Si quieres mantener tu planta con vida durante los fríos inviernos debemos hacer algunos cambios en su cuidado;

  • Regar menos: En invierno utilizaremos el riego solo en ocasiones cuando veamos la tierra demasiado seca y este debe ser muy puntual.
  • Mantener dentro de casa: Para evitar el frio característico del invierno debemos meterla en casa y optar por sus cuidados a la sombra. Es importante también nutrirla de luz y calidez.
  • Podar las hojas marchitas: Su tiempo de vida se irá acortando poco a poco, notando que sus hojas más grandes se vuelven de un color más amarillo.

Si ves estas hojas lo mejor es podarla. Esto conseguirá estimular el crecimiento de pequeños tallos y mantenerla con vida.

Si no tienes idea de como podar las hojas de albahaca, más adelante lo detallamos, no te preocupes.

Estos consejos no son una garantía de que la planta de albahaca logre sobrevivir el invierno.

¡Sin embargo, con estos cuidados habrás disminuido la probabilidad de que se muera durante el invierno!

¡En el verano los cuidados de la albahaca son diferentes, así que veamos que debemos tener en cuenta!

cuidar la albahaca en invierno o en verano

Como cuidar la albahaca en verano

Aunque la planta de albahaca se sienta cómoda con los climas tropicales, debemos tener cuidado con el sol.

Si nos excedemos con el contacto directo de rallos ultrvioleta podemos provocar problemas en su crecimiento.

Debes estar muy atento al nivel de humedad del suelo y como este de seco, ya que esta planta necesita de mucha humedad para sobrevivir.

Los rayos solares pueden quemarla y marchitar sus hojas antes de tiempo.

Un poco de sombra será la solución ideal para lograr mantener tu planta lejos del caluroso peligro del verano.

¡Si decides colocar la maceta de tu planta dentro de casa, no olvides darle un poco de sol de una ventana para que se nutra y crezca más sana!

Cuidados en el riego

El riego de la alabahaca depende mucho de dónde la plantes.

Si la plantas en maceta y dentro de casa, cada dos días puedes humedecerla utilizando un spray con agua.

No deben tener un riego demasiado intenso, ya que puede provocar aparición de hongos o condiciones bastante dañinas.

Te aconsejamos que introduzcas un dedo tanto en el suelo como en los agujeros de la maceta, de esta forma verás como está de húmeda.

En exterior con regarla una vez a la semana es suficiente cuando hace sol y el suelo drena bien.

Aunque el riego es importante, lo más recomendable es estar muy atento al nivel de humedad, así te evitarás disgustos.

riego de la albahaca

Como podar la albahaca de forma correcta

En este caso nos sumergimos en un tema super importante que hace referencia al cuidado de los tallos, hojas y retoños de nuestra planta.

La poda de la albahaca debe ser muy meticulosa y debemos hacerla con sumo cuidado para no dañar el tallo general.

Esterilizar las herramientas de poda

Por lo general se suele utilizar tijeras, pinzas o tenazas de poda para esta labor.

Debes esterilizarlas con alcohol con el objetivo de eliminar cualquier resto de enfermedad de otras plantas previamente podadas con las mismas herramientas.

Comenzamos por aquellas hojas que estén más cerca del suelo

Al tener mayor contacto con el suelo pueden adquirir hongos y es lo último que queremos para nuestra planta de albahaca.

Lo mejor es eliminar estas hojas y cortarlas. También te recomendamos cortar cualquier hoja que tenga un aspecto amarillento o con problemas.

Continuamos con los tallos

La planta de la albahaca suele podarse desde el tallo, por eso mucha gente se pregunta cuál es el nivel máximo hasta el que podemos cortar el mismo.

La flor de la albahaca vaticina el final de la planta. Al no soportar las heladas de invierno cesará su crecimiento y poco poco morirá.

Pero no te preocupes, este no es su final. La albahaca deja sus semillas en el suelo para repoblarse en primavera.

Si queremos evitar este proceso podemos cortar el tallo y quitar esta flor. De esta forma podremos seguir cuidandola y mantenerla viva durante más tiempo.

Esto viene muy bien si la utilizas como condimento o especia para tus comidas, así nunca te quedarás sin ella.

¿Cada cuanto debo podar la albahaca?

Debes estar muy atento a la flor que mencionamos, en caso de que esta se aparezca será momento de podar una vez más.

Esta planta suele crecer en tallos con hojas de dos en dos, por lo que podrás notar cuando esta flor haga su presencia.

La albahaca morada y su cuidado ¿es diferente?

Uno de los tipos más comunes de la albahaca tiene un tono particular de color morado, que puede servir como adorno para algún espacio en casa o incluso para adornar platos especiales.

cuidados de la albahaca morada

Es muy utilizada en jardines para alejar a los mosquitos y algunos insectos que no soportan su olor.

En términos generales el cuidado es exactamente lo mismo, es necesario un buen drenaje de agua, luz solar accesible (sin exagerar) y temperatura cálida.

Es importante tener en cuenta las secciones anteriores para mantener este tipo de albahaca lejos de peligro y con vida incluso en épocas de invierno.

Ahora veremos como es su siembra y si podemos hacerla en maceta. ¡De esta forma podremos tenerla en casa para utilizarla en la cocina!

¿Cómo se siembra la albahaca? ¿Podemos hacerlo en maceta?

Teniendo en cuenta todos los cuidados de la albahaca, pasemos a otro punto importante, su siembra.

Esta puede ser directamente al suelo, en un semillero o en una maceta.

Debes tener en cuenta que para la siembra de esta planta debes tener un espacio aproximado de 15 centímetros de diámetro para expandir su crecimiento.

Si vas a sembrar en una maceta, ya puedes estimar las medidas necesarias de la maceta para una correcta evolución de la planta.

Paso 1

Para sembrar las semillas de albahaca debes utilizar sustrato para semillas que te ayude a preparar el lugar.

Coloca este sobre el suelo donde irán las semillas, aplana suavemente con las manos (sin compactar mucho) y a continuación riega abundantemente.

Paso 2

Colocaremos las semillas en la superficie del sustrato de manera uniforme a unos 3 centímetros de distancia una de la otra.

Es recomendable utilizar herramientas como unas pinzas para lograr una mejor distribución de estas en el suelo.

Paso 3

Después de colocar las semillas continuamos con el riego, que debe ser sutil y sin pasarse.

Si riegas con mucha agua podrías enterrarlas o dispersarlas entre ellas. ¡Créenos, esto nos ha pasado!

Puedes utilizar una regadera con agujeros finos para humedecer el terreno sin encharcarlo.

A partir de aquí siempre debes tener el suelo húmedo, pero sin ahogarlo.

siembra de la albahaca

Paso 4

Ten muy en cuenta la temperatura.

Debes colocar la maceta o disponer de un buen sitio para que las semillas tengan suficiente luz que pueda ayudar con la germinación.

Si decides colocar las macetas dentro de casa, es recomendable que estén cerca de una ventana en donde puedan aprovechar los rayos ultravioleta y así germinar como deben.

Paso 5

Siguiendo estos pasos tendremos nuestras primeras hojas de albahaca en un plazo de un mes.

Su germinación tarda un poco, pero iremos notando que avanza una vez que las semillas se vayan volviendo azuladas.

Trasplante de la albahaca

El transplante al igual que su poda son muy delicados. Con mucha paciencia, estando muy atento y siguiendo todos estos pasos podrás hacerlo sin problemas.

Algo muy importante en su transplante es la hora de realizarlo. Te recomiendo hacerlo por la mañana antes de regar en un día donde la planta pueda aprovechar algo de sol.

¿Preparado? ¡Veamos como hacerlo!

Paso 1

Ten una maceta o el suelo donde vayas a realizar el transplante preparado. Con tener la tierra abonada sería suficiente.

Si lo haces entre varias macetas procura que la nueva sea de al menos 30 centímetros.

Paso 2

Con la tierra seca abre un agujero que sea lo suficientemente profundo y amplio para colocar las raíces de nuestra planta de albahaca sin dañarlas.

Deja parte del tallo en la superficie y procede a cubrir con tierra presionando suavemente en la base de este.

transplante de la albahaca

Paso 4

Por último, riega tu planta de albahaca hasta humedecer el suelo sin encharcarlo.

Si has seguido todos estos pasos el transplante tendría que haber salido bien.

Con la práctica irás notando que no es tan complicado, pero te recomendamos tener paciencia y mucho cuidado para mantener las raíces sanas.

Hasta aquí llegamos con toda la recopilación sobre los cuidados de la albahaca.

¡Una planta perfecta para tener en casa tanto en invierno como en verano!¡Déjanos un comentario con tus dudas si lo necesitas!