En los útlimos años tomar semillas de chía ha ganado mucha popularidad por su contenido en fibra y Omega-3. Es por este motivo que muchos nutricionistas recomiendan esta opción para agregar en sus platos favoritos.

En este post veremos una amplia variedad de recetas que puedes probar para aprovechar todas las propiedades de las semillas de chía. Al mismo tiempo aprenderás cuál es el mejor momento para consumirlas y cuando dejar de hacerlo.

Si estás preparado para intentar preparar nuevos batidos y platos con ella, continúa leyendo y degusta un sinfín de variedades con sabor a fruto seco.

¿Cómo comer las semillas de chía?

Las presentaciones que podemos obtener de las semillas para su consumo son variadas y en cada una de ellas podemos gozar de sus beneficios. A continuación, hablaremos de cada una de las formas de como puedes consumir las semillas de chía.

Crudas: una de las mejores maneras para aprovechar los nutrientes y minerales de las semillas es comerlas crudas. Su sabor a fruto seco puedes disfrutarlo en los platos que sean de contenido dulce como frutas o yogures.

Molidas: otra excelente manera de aprovechar la fibra de las semillas de chía es en su presentación molida. Tal como el café, mediante un molinillo eléctrico puedes obtener esta presentación y así incorporar en tus comidas (especialmente en ensaladas)

En gel: Si dejamos una olla con agua a fuego lento, podemos sumergirlas y dejarlas reposar por algunos minutos.

De esta manera se obtiene una consistencia gelatinosa que puedes consumir en múltiples alimentos y así tener tus semillas en los platos más deliciosos.

Aceite de semillas: Se puede obtener el aceite de estas con un proceso de prensado en frio.

Si quieres saber mas de él, puedes conocer desde aquí los beneficios del aceite

Agua de chía: Otra excelente manera de aprovechar las propiedades de las semillas de chía es colocando estas en un recipiente con agua. De esta manera obtendrás una muy refrescante bebida que tiene muchas virtudes curativas y desinflamatorias.

Esta agua de chía es muy popular en el país de México, en donde se consume como una bebida milagrosa para curar enfermedades.

¿Cuándo es mejor tomar las semillas de chía?

El horario para tomarlas puede darte un beneficio diferente, por lo que mencionaremos los momentos en que puede ser consumidas y sus virtudes dependiendo de la hora.

Algunas personas suelen comerlas entre comidas, para disminuir la ansiedad del azúcar o para saciar al cuerpo de esa hambre compulsiva.

Veamos cuáles son los mejores momentos para comer, consumir o tomar las semillas de chía, ¿nos acompañas?

como comer semillas de chia

Tomarlas por la noche. ¿Es malo?

Si eres de las personas que despiertan por las noches con dolores estomacales o sufres de problemas de estreñimiento, te tenemos la solución en forma de semillas. El mejor momento para combatir el estreñimiento es tomarlas antes de dormir e incluso con la cena.

También podrás aprovechar sus propiedades antioxidantes mientras duermes, ya que en ese momento es donde el organismo absorbe todas sus propiedades.

Uso en el desayuno

Comer semillas en ayunas proporciona objetivos muy buenos para las personas que buscan adelgazar y mantener su cuerpo hidratado. Alimentarse con ellas por la mañana proporcionará energía extra para el resto del día.

Así que, si entre tus objetivos se encuentran el perder peso, estar más activo y lucir más joven, en ayunas es el mejor momento para tomarlas.

Tomar semilla de chía en ayunas

Una de las mejores maneras de consumirlas durante las mañanas, es en zumo de limón. Esto es muy recomendado, ya que se aprovechan tanto los nutrientes y minerales de las semillas como la Vitamina C del limón.

Claro que esto no es del todo aceptado por muchos y si notas algún malestar estomacal debes dejar de consumirlo inmediatamente. Por lo que recomendamos una mejor manera de aprovechar las chías en el desayuno y no necesariamente en un zumo

Mezcla las semillas de chia en una tortilla de huevos y tendrás un desayuno de proteínas muy beneficioso. También puedes mezclarlas con avena y así tener un gran desayuno, además de muy saciante te proporcionará energía para el resto del día.

Recetas con para hacer en casa

Para disfrutar tanto su sabor como sus propiedades, es necesario tener algunas ideas que podemos utilizar en nuestras comidas diarias. Así que continúa leyendo y descubre algunas recetas que podrían serte de utilidad para innovar tus comidas.

Pescado empanizado con harina de maíz y chía

Otra gran opción para mejorar tus platos es empanandolas con un ingrediente extra (semillas de chía molidas) de esta manera tendrás ese exquisito sabor a nueces dentro de tus proteínas empanizadas. En este caso daremos los pasos para un pescado empanizado.

Ingredientes:

  • Filete de pescado
  • Sal y pimienta molida negra
  • 5 cucharadas de mayonesa baja en grasa
  • 3/4 taza de harina de maíz
  • 1/2 cucharadita de semillas de chía
  • 1/2 cucharadita de polvo de ajo
  • Aceite de oliva

Preparación:

Paso 1: Precalentar el horno a 250 ºC

Paso 2: Mezclamos en una bandeja las semillas de chía molida, la harina de maíz, el polvo de ajo, la sal y la pimienta.

Paso 3: Colocamos un poco de sal en cada pieza de pescado, luego untamos la mayonesa sobre este y seguidamente presionamos el mismo sobre la mezcla de la bandeja por ambos lados.

Paso 4: Colocamos las piezas de pescado en una bandeja para hornear e introducimos al horno por unos 20 minutos (dependiendo del grosor) y una vez terminado tendrás un exquisito platillo que podrás comer con cualquier guarnición al gusto.

tomar semillas de chia

Semillas de chía con leche

Una receta que sin duda alguna recuerda al famoso postre de arroz con leche. Esta deliciosa opción trae consigo una preparación rápida y al mismo tiempo llena de un sabor dulce que tu paladar disfrutará al mismo tiempo que se nutre de muchas propiedades.

Ingredientes:

  • 6 cucharadas soperas de semillas de chía
  • 2 vasos de leche de almendras
  • ¼ cucharada pequeña de semillas de vainilla
  • ½ cucharada pequeña de canela en polvo
  • ½ cucharada pequeña de ralladura de limón
  • ¼ cucharada pequeña de hojas de estevia molida

Preparación:

Paso 1: R de chía en un bol con agua durante toda la noche (si deseas una preparación más rápida puedes esperar al menos 20 min).

Paso 2: Con ayuda de un colador enjuagarlas bien y dejar reposar por 5 min.

Paso 3: Mezcla el resto de los ingredientes (a excepción de las semillas de chía) con una cuchara hasta conseguir una consistencia homogénea.

Paso 4: Agregalas en la mezcla y continúa mezclando hasta que se muestre todo unido homogéneamente.

Paso 5: Deja reposar la mezcla al menos 20 minutos para que las semillas absorban el liquido y cree un espesor a la mezcla.

Paso 6: Puedes colocar la mezcla en el refrigerados y servir luego de frió para disfrutar del delicioso postre.

Pan con semillas de chía

Que no te asuste la idea de la preparación de pan casero, ya que esta es muy sencilla y solo necesitas paciencia y algunos ingredientes. Tomar las semillas de chía con pan es una excelente idea, ya que se juntan el sabor fresco del pan con el sabor a fruto seco de la chía.

Ingredientes:

  • 4 tazas de harina de trigo
  • 2 cucharadas de levadura seca
  • 3 cucharadas soperas de semillas de chía
  • 400 mililitros de agua tibia
  • 1 taza de aceite de oliva
  • 1 cucharada pequeña de sal

Preparación:

Paso 1: En un bol agregamos la harina de trigo junto con la levadura. Luego realizamos la conocida forma de corona, en donde se deja el centro de la mezcla hueco para incorporar los demás ingredientes.

Paso 2: En el centro de la mezcla incorporamos el agua tibia (recuerda que es necesario que esté tibia para activar la levadura) y comenzamos a mezclar muy bien con nuestras manos.

Paso 3: Luego es momento de agregar el aceite de oliva a la mezcla, continuamos amasando hasta que sentir que la masa esta unificada. Tapamos con un paño limpio el bol y dejamos reposar la masa al menos unos 20 minutos.

Paso 4: Pasado el tiempo es momento de agregar las semillas de chía y continuamos amasando, hasta haber repartido las semillas uniformemente por toda la masa.

Paso 5: Precalienta el horno a 200 ºC aproximadamente. Es ahora momento de colocar la masa en los moldes, ten en cuenta que debes colocar aceite o mantequilla en estos para que no se adhiera la mezcla.

Paso 6: Vertimos la mezcla en los moldes (estos deben ocupar al menos la mitad del molde), debemos recordar que esta crecerá. Colocamos los moldes dentro del horno con una taza de agua para mantener húmedos los panes.

Paso 7: Horneamos por aproximadamente 40 minutos y cuando estemos seguros de que nuestro pan está listo retiramos y dejamos enfriar. Es importante dejar reposar el pan lo suficiente para evitar cualquier indigestión.

Conclusión

Saber como tomar semillas de chía es algo necesario cuando empiezas a consumir este tipo de semillas. Conseguir combinarlas con tus mejores platos o incluirlas en los desayunos permitirá obtener todos sus nutrientes.