Las semillas en general son beneficiosas para nuestro organismo, pero las semillas de chía destacan por sus innumerables beneficios. Casi todas ellas son concentrados de las propiedades de sus frutos, por lo que consumirlas aporta grandes nutrientes a nuestro cuerpo.

En esta oportunidad vamos a hablar sobre la importancia de la semilla de chía, tomando como referencia sus beneficios y propiedades curativas. Esta semilla fue muy utilizada por antiguas culturas americanas, en donde sus registros demuestran la importancia de consumirlas al menos una vez por semana.

Esta semilla ha tenido gran popularidad en la comunidad fitness, esto por su concentrado en proteínas y minerales que ayudan a disminuir el apetito. Tiene múltiples beneficios en cuanto a la reconstrucción muscular y perdida de peso, esto es solo una de sus increíbles aplicaciones.

Así que continúa leyendo y descubre todo lo que necesitas saber para sacarle el máximo partido a la chía.

¿Que son las semillas de chía?

Las semillas de chía son propias de la planta de nombre Salvia Hispánica. Esta planta era muy utilizada por culturas antiguas para sacar provecho de sus exquisitas semillas.

La Salvia hispánica puede llegar a medir hasta un metro de altura. Su origen se remonta a países como Guatemala, El Salvador. México y Costa Rica, de ahí propiamente la relación del nombre.

El cultivo de esta planta es netamente para obtener las semillas de chía, que comúnmente son confundidas con las semillas de chan por su aspecto. Miden aproximadamente 2mm de diámetro y con un peso promedio de 2.3 mg.

El color varia entre motas negras, marrones, blancas y grises. En relación con su sabor es bastante parecido a las nueces, por lo que funciona perfectamente en muchas recetas saludables.

Son muy utilizadas por los países de América central, su comercialización es sustentable en toda América, incluyendo Estados Unidos donde aprovechan el cultivo en algunos estados.

Sus propiedades y valores nutricionales son muy recomendados por médicos y nutricionistas. Ya que las proteínas, carbohidratos y minerales de estas semillas son excelente para el organismo, además de tratar algunas enfermedades.

Veamos a continuación para que sirven las semillas de chía, cuáles son sus propiedades y el valor nutricional de estas.

¿Para que sirven?

Estas semillas han sido recomendadas por nutricionistas para mejorar el sistema inmune.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda incluir al menos 3 veces a la semana Omega-3 ¿adivina que semillas tiene esta propiedad?

Es por esto, que las semillas de chía poseen muchos beneficios para nuestro cuerpo, beneficios que profundizaremos más adelante. Sin embargo, como abreboca, veamos para que podemos utilizarlas y aprovechar sus virtudes.

Principalmente son muy consumidas por su alto contenido en Omega-3. Para obtener este acido graso saludable, es necesario triturarlo o masticarlo.

Aparte de tener un sabor muy particular y poder crear grandes platos, también sirven para reducir el colesterol.

Además, por su alto contenido en fibra es excelente para el estreñimiento.

También ayuda con la hidratación del cuerpo, ya que pueden retener hasta 12 veces su peso en agua. Es un gran aporte para deportistas y atletas que necesitan mantenerse hidratados, con un batido o una cucharada de chía en el desayuno podrás disfrutar de este beneficio.

Otro beneficio que puedes aprovechar de ellas es la disminución de grasa corporal y por ende perdida de peso. La chía ayuda a calmar la ansiedad entre comidas, en donde las grasas saturadas y azucares se hacen presentes, por esto es ideal para incluir en tus dietas.

Existen otros muchos beneficios que puedes aprovechar de las semillas de chía. Posteriormente detallaremos otras virtudes que puedes obtener si incluyes esta deliciosa opción en tus platos diarios.

propiedades de las semillas de chia

Las propiedades más importantes

Las propiedades de la semilla de chía son muy bien recibidas por el cuerpo humano, por ende, son consumidas en gran numero de platillos. Veamos a continuación cuáles son los aportes nutricionales de estas y como podrás aprovecharlas para tus comidas diarias.

En cuanto a su composición, cada 100 gramos de chía contienen:

Kcalorias (490): las calorías son necesarias para el organismo, ya que de ellas representa que nuestro buen funcionamiento de nuestro corazón y sistemas en general.

Nos brindan un aporte calórico de 490 Kcal por cada 100 gramos, claro que no vamos a consumir esta cantidad de semillas al día. Esto representa casi el 25% de la cantidad diaria recomendada.

Carbohidratos (43,85): muchas personas les huyen a los carbohidratos, pero lo cierto es que los nutricionistas recomiendan cierta cantidad de estos en las rutinas de alimentación. La función de los carbohidratos en el cuerpo es brindar la energía necesaria para mantenerse de pie y hacer actividades físicas.

Son una excelente fuente de carbohidratos saludables, esto quiere decir que se encuentran en un 14,1% de cada 100 gramos como cantidad diaria recomendada. Así que puedes comerlas sin temor a engordar unos kilitos de más, por el contrario, te ayudará a disminuir tallas por otras propiedades.

Proteínas (15,62): Las proteínas son moléculas necesarias para el cuerpo, en relaciona a la regeneración de tejidos y músculos. Por ejemplo, los deportistas y atletas ameritan de una ingesta de proteínas para mejorar su reconstrucción muscular.

Se calcula que por cada 100 gramos se obtiene un total de 15,62 gramos de proteínas, esto equivale a un 32,6% de la cantidad diaria recomendada.

Fibra (37,7): La fibra es la responsable de ayudarnos con nuestro sistema digestivo. Sus enzimas colaboran con el proceso de digestión y al mismo tiempo evita problemas como el estreñimiento y casos más complejos como el cáncer de colon.

Así que la chía también es una rica fuente de fibra para nuestro cuerpo, constituye 125,7 de la cantidad recomendada por día, claro que comer 100 gramos de semillas es exagerado, debemos tener cuidado con el exceso por la alta concentración de fibra.

Grasas (30,75): Las grasas son macronutrientes necesarios para el organismo, claro que su exceso puede ocasionar problemas en el sistema circulatorio. Además, puedes ganar unos kilitos de más si se abusa de las grasas saturadas.

Por el contrario, son consideradas como grasas saludables, esto quiere decir que su contenido no pasa los gramos requeridos por el organismo. Su contenido por cada 100 gramos es de 57,8% de la cantidad diaria recomendada, es decir que al igual que la fibra debemos controlar el consumo y no exagerar en comerlas.

Ahora hablaremos un poco sobre los minerales que puedes encontrar en cada 100 gramos de semillas de chía:

Sodio (19mg): Este mineral cumple funciones importantes en nuestro organismo, principalmente en huesos y músculos. También se encarga de regenerar la membrana celular y constituye uno de los principales electrolitos necesarios.

Las semillas de chía poseen hasta 19 mg de este mineral, el cuál constituya un 1,2% de la cantidad diaria recomendada. El exceso de sodio en nuestro organismo puede causar complicaciones en riñones y en nuestra tensión arterial, por lo que el consumo de las semillas no será problema en estos casos.

Calcio (631 mg): el calcio es mejor conocido como el mineral de los huesos y los dientes. Este macromineral se encarga de proteger nuestro sistema óseo y mantenerlo sanos a lo largo de nuestra vida.

Aportan hasta 631 mg de este importante mineral, lo que constituye hasta un 52,6% del consumo diario requerido en 100 g de semillas. Su aporte es saludable y es necesario consumir una dosis regulada para evitar problemas en los riñones.

Hierro (6,5 mg): el hierro es el mineral que se encarga de oxigenar nuestras células, este ayuda a transportar el oxigeno por todo nuestro cuerpo para mantenernos fuerte y activos. La deficiencia de este macromineral puede causar anemia.

Así que tenemos unas grandes aliadas, las semillas de chía nos proporcionan un 6,5 mg de hierro por cada 100 gramos de estas. Esto complementa un total del 81.3% de la cantidad diaria recomendada, así que el control de su consumo puede ayudarnos a tener los valores de hemoglobina estables.

Fósforo (600 mg): este es un mineral que se encuentra muy asociado con el calcio, ya que ambos se encargan de la salud ósea del individuo.

Las semillas de chía poseen gran cantidad de este mineral, un aproximado del 85,7% de su composición total, por lo que debemos controlar el consumo de estas semillas para evitar cualquier intoxicación con este.

Potasio (160 mg): el potasio al igual que el sodio son minerales y electrolitos que encargan de controlar los niveles de agua en las células. Este mineral tiene un gran aporte a los músculos y al sistema nervioso de nuestro organismo.

Otro punto a favor para las semillas de chía, ya que el 8% de su composición es de potasio, así que podrás disfrutar también de sus beneficios con el consumo de estas semillas.

Pasemos a profundizar sobre las vitaminas que podemos encontrar en las semillas de chía.

Vitamina A (36 mg): esta Vitamina A se reconoce también como retinol es una gran ayuda para nuestro sistema inmune y también es importante para mantener nuestros huesos, dientes y piel blandos.

Vitamina B1 (0,87 mg): también conocida como tiamina, es la vitamina encargada de intervenir en el metabolismo de los hidratos de carbono. Así podemos encontrar muchos beneficios a la hora de sintetizar ácidos grasos.

Contienen hasta 72,5% de la cantidad diaria recomendada por cada 100 gramos. Por lo que es necesario controlar el consumo de esta para evitar cualquier complicación.

Vitamina B2 (0,17 mg): la Vitamina B2 o también conocida como riboflavina, es la responsable del crecimiento de nuestro cuerpo, por lo que es sumamente importante para los niños y adolescentes. También ayuda considerablemente a la formación de los glóbulos rojos, blancos y plaquetas.

Otro gran aporte que podemos encontrar en las semillas de chía, con respecto a un 13,1% de la cantidad diaria recomendada en cada 100 gramos, tiene unos valores adecuados para mejorar nuestra hemoglobina.

Vitamina C (15,7 mg): es la vitamina más recomendada por los médicos y es que sus beneficios para el organismo son necesarios para el buen funcionamiento de este. Esta Vitamina C es la responsable de la rápida cicatrización y aleja las infecciones de una herida, por lo que los médicos la recomiendan tanto.

Para aprovechar sus vitaminas deben tomarse en crudo, ya que de esta forma se adquieren mejor sus nutrientes, con un 17,4% de la cantidad diaria requerida.

mayores beneficios de las semillas de chia

Beneficios de las semillas de chía

Los beneficios que puedes encontrar en las semillas de chía son casi todos, desde cuidar tu corazón hasta mejorar tu estado anímico.

Su sabor a nuez es muy complementario y no es invasivo para el sabor de otros acompañantes, por lo que puedes utilizarlo en ensaladas.

Veamos a continuación, cuáles son los beneficios más importantes. Seguro te provocará salir a la tienda a comprarlas, luego de conocer todas las maravillas que nos brinda a nuestra salud.

Hidrata el cuerpo: Las semillas de chía pueden llegar a absorber gran parte de su peso en agua, esto es beneficioso para el cuerpo. Al retener tanto líquido, ayuda a nuestro organismo a mantenerse hidratado durante el día.

Por este motivo es tan recomendada la ingesta para los deportistas, atletas y personas que ameritan de mucha quema calórica.

Rejuvenece el cuerpo: por si no fuese poco, dentro de las propiedades de las semillas de chía se encuentran los antioxidantes. Estos se encargan de ayudar a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo, y además previenen la oxidación celular.

Gran aporte de Omega-3: los ácidos grasos del Omega-3 son muy importantes para mantener el organismo en correcto funcionamiento, desde los órganos internos hasta el brillo de la piel y el cabello.

Ayuda a bajar de peso: el sueño de muchos es encontrar un alimento que ayude a bajar de peso y al mismo tiempo tenga un buen sabor. Pues podemos decir que lo hemos encontrado, ya que las semillas de chía ayudan a la digestión y al mismo tiempo controlan la ansiedad de comer.

Son una fuente de alimento que una vez ingeridas, producen una capa hipocalórica que ayuda a disminuir las ganas de comer. Además, su aumento de tamaño al contacto con el agua permite sentir saciedad y así no comerás de más.

Nos protegen de la contaminación ambiental: a diario nos encontramos en contacto con humo, suciedad, smoke, entre otros. La contaminación afecta nuestro organismo en general, por lo que una ayuda extra para mejorar nuestro sistema inmune no vendría mal.

Las semillas de chía contienen minerales, vitaminas y nutrientes que mejoran considerablemente nuestro sistema inmune. Permitiendo de esta manera, gozar de una protección extra contra los rayos UV y cualquier agente contaminante de nuestro entorno.

Aumento de nuestra energía diaria: Son una fuente importante de energía para nuestro cuerpo. Su alto contenido potásico y sódico permite que tengamos un flujo extra de energía para nuestros días.

Cierto que una taza de café por las mañanas ayuda, pero las semillas te brindan muchos más nutrientes y vitaminas para hacer de tus días los más productivos. Como mencionamos para los deportistas y atletas, estas semillas son un complemento excelente para mejorar los entrenamientos diarios.

Ayudan a la reconstrucción muscular: Ayudan a regenerar tu masa muscular. Esto quiere decir que al momento de terminar tus rutinas de entrenamiento podrás tomar un batido con semillas de chía para aumentar tus músculos.

Los gimnastas, atletas y deportistas saben este secreto, por lo que incluyen las semillas de chía para aprovechar todos los nutrientes responsables de la regeneración muscular.

Alivian el dolor en las articulaciones: para las personas que sufren de estos dolores en los pies, tobillos, manos y codos, es muy recomendable incluirlas para aminorar la molestia.

Ya habíamos hablado del Omega-3 y uno de sus beneficios es su efecto antinflamatorio. Con tan solo incluir una cucharada diaria de semillas de chía en tus comidas, podrás notar como las articulaciones disminuyen su hinchazón ayudante a sentir más alivio.

Evitan el estreñimiento e inflamación del colon: La fibra natural que contienen las semillas de chía ayuda mucho al tránsito intestinal, así evitas el estreñimiento y dolores asociados a este.

La fibra que contienen se encuentra en gran porcentaje, por lo que abusar de su consumo puede traer efectos secundarios.

Por otro lado, su efecto antinflamatorio puede ayudarte con inflamaciones en tu aparato digestivo como el estómago, colon, intestinos, entre otro.

Excelente para diabéticos: la inclusión de estas semillas en las rutinas alimentarias de los pacientes con diabetes ha demostrado grandes pros en cuanto a la regulación de insulina en la sangre.

Esto se debe principalmente a su alto contenido en fibra, lo que hace posible que los diabéticos tengan mejores relaciones con los alimentos y su metabolismo.

Estudios han demostrado que la fibra de las semillas de chía, capturan en gran parte los residuos de azucares y los libera lentamente, evitando que se sobrepase los niveles de esta en la sangre.

Comerlas con ensaladas, frutas o en pudines es una excelente manera de incluirlas en los regímenes alimenticios.

Protegen nuestro corazón y nuestro sistema circulatorio: esto se debe a su alto contenido en Omega-3 que disminuye el colesterol malo y aumenta el bueno.

Por otro lado, regula la presión arterial protegiendo al organismo de enfermedades coronarias.

Todas las propiedades de las semillas de chía contribuyen a un excelente funcionamiento del organismo, claro que es importante tener un consumo moderado de estas.

Protegen tus huesos y dientes: todos tenemos en mente que el calcio es el mineral número 1 para mantener nuestros huesos fuertes y sanos.

El consumo de calcio en nuestro cuerpo nos permite proteger nuestro sistema óseo de descalcificación y desgaste de los huesos.

Una cucharada de semillas de chía puede brindarte gran cantidad de este mineral, por lo que no será necesario tomar litros de leche únicamente para obtener calcio.

Además, también contienen boro, el cuál se encarga de ayudar a metabolizar el calcio.

contraindicaciones semillas de chia

Aspectos de su consumo y contraindicaciones

Hemos mencionado en varias oportunidades dentro de este post, que el consumir las semillas de chía en exceso puede ser contraproducente.

Del mismo modo, comerlas en ciertas situaciones de salud puede causar un riesgo para la persona.

Por este motivo hablaremos de algunas contraindicaciones de las semillas de chía que debes tener en cuenta.

Recuerda que el que escucha consejos llega a viejo y cuidarse también significa consultar a tu médico antes de comer estas semillas.

Problemas gastrointestinales y exceso de gases: Pueden ser realmente contraproducentes si abusamos de su consumo, ya que su alto contenido en fibra puede causar problemas gástricos.

En los registros y testimonios, se evidencia que los síntomas que se pueden presentar van desde diarrea hasta inflamación del colon.

Por lo que la flatulencia y excesos de gases se hace presente, ya que el trafico intestinal pueda estar obstruido.

El exceso puede ser incluso peor que los beneficios que se pueden obtener del consumo de las semillas de chía.

Reducción de la presión arterial: No todo el tiempo disminuir la presión arterial es algo bueno, ya que las personas con hipotensión pueden dañarse si baja aún más la misma.

Por este motivo las semillas de chía quedan completamente prohibidas para las personas con tensión baja o que tomen medicamentos para bajarla.

Si se toma algún medicamento anticoagulante conjunto con las semillas de chía, esto puede ser realmente peligroso.

Al mezclar el medicamento pueden ocasionar una sobredosis, donde su principal síntoma sea el sangrado excesivo.

Alergias a las semillas de chía: No se ha comprobado que las semillas de chía sean del todo alérgicas para algunas personas. Sin embargo, aquellas que suelen ser alérgicas a los frutos secos, probablemente lo sean también para a estas.

Si eres alérgico al maní, almendras o pasas, te recomendamos dejar las semillas de chía a un lado.

Si quieres probar, te aconsejamos visitar a un médico antes de hacerlo, las complicaciones pueden ser mucho peor que los beneficios.

Evitar si eres recién operado del estómago: Se puede ver afectado el estomago una vez que has sido operado y consumes semillas de chía.

Como mencionamos anteriormente, pueden producir ciertas dolencias en el tracto intestinal, por lo que consumirlas cuando se está mal del estómago puede no ser una buena idea.

Por ello es necesario mencionar esto a tu médico, el te dirá las complicaciones o permisos que puedes tener a la hora de alimentarte.

Interfiere con los medicamentos para la diabetes: Mencionamos que las semillas de chía eran excelentes para regular el azúcar en la sangre, y es cierto.

Sin embargo, también puede interferir con los medicamentos y ambos hacer el mismo efecto.

Tener los niveles de azúcar bajos en la sangre no es para nada beneficioso, por lo que si eres diabético evita consumir estas semillas.

Puedes consultar a un nutricionista o tu médico encargado para saber los pros y contras de consumir estas semillas.

De esta manera podemos darnos una visión amplia de como incluir las semillas de chía en nuestro régimen alimenticio.

Son muchas las maneras que podemos utilizar para consumirlas y es solo cuestión de control y gusto.

Ahora que conoces todos los beneficios y contraindicaciones, solo queda armar tus rutinas y consumir de vez en cuando estas. Mejorando tu piel, huesos, dientes, corazón, entre otros.

Recuerda siempre visitar a tu médico para evitar cualquier complicación, los exámenes también serán claves para saber tu disponibilidad para aprovechar los beneficios de las semillas de chía.

Conclusión

No dudes en dejarnos un comentario si las usas en tus comidas y como las introduces. Nos encantará escuchar si has notado algún beneficio con ellas.

Conocer de primera mano los beneficios de las semillas de chía, sus propiedades y sus contraindicaciones, te permitirá incluirlas en tus dietas sin temer efectos secundarios.